Suma de tratos y contratos por Tomás de Mercado

Suma de tratos y contratos por Tomás de Mercado

Titulo del libro: Suma de tratos y contratos

Autor: Tomás de Mercado

Número de páginas: 736 páginas

Fecha de lanzamiento: October 18, 2014

Descargue o lea el libro de Suma de tratos y contratos de Tomás de Mercado en formato PDF y EPUB. Aquí puedes descargar cualquier libro en formato PDF o Epub gratis. Use el botón disponible en esta página para descargar o leer libros en línea.

Tomás de Mercado con Suma de tratos y contratos

Tomás de Mercado (1530-1576) fue un teólogo y economista español que criticó el negocio de los banqueros que traficaban con los depósitos de sus clientes. Comprobó que la virtud de la prudencia no era suficiente para salvaguardar tales depósitos, por lo que necesario que en todo momento mantuvieran un coeficiente de caja del cien por cien. Junto a otros autores, como Saravia de la Calle y Azpilcueta, igual de recelosos que él a propósito del negocio bancario, conformó la incipiente escuela monetaria de economía.
En el presente libro, publicado en Sevilla en 1571, indica que «de todos es regla común y general poder llevar salario de los que consignan en su banco dinero, o un tanto cada año o un tanto al millar, pues les sirven y guardan su hacienda», para señalar a continuación que los banqueros de Sevilla son tan «generosos» que no cobran nada: «los de esta ciudad, cierto, son realísimos y ahidalgados, que ningún salario piden ni llevan». Pero si no lo hacen es porque no necesitan hacerlo, pues con el dinero de los depósitos hacen negocios en su propio provecho.
Huerta de Soto añade: “Tomás de Mercado es el tratadista escolástico que más claramente pone de manifiesto que la transmisión de la propiedad que se da en el depósito irregular no supone una paralela transmisión de disponibilidad del tantundem, con lo que, a efectos prácticos, no tiene lugar una plena transmisión de propiedad. Veamos qué bien se expresa: «han de entender (los banqueros) que no es suya sino ajena la moneda, y no es justo que, por servirse de ella, deje de servir a su dueño». Añadiendo Tomás de Mercado que los banqueros deben someterse a dos principios básicos, el primero, «no despojar tanto el banco que no puedan pagar luego los libramientos que vinieren, porque, si se imposibilitan a pagarlos expendiendo y ocupando dinero en empleos y granjerías u otros tratos, cierto pecan... Lo segundo: que no se metan en negocios peligrosos, que pecan, dado les suceda prósperamente, por el peligro que se pusieron de faltar y hacer grave daño a los que de ellos se confiaron».” (Jesús Huerta de Soto, Dinero, crédito bancario y ciclos económicos, Unión Editorial, Madrid, 2009, páginas 75 y siguientes)